Iluminador y Corrector

iluminador
Iluminador y Corrector Facial

Aunque puedan parecerse, ambos productos no son lo mismo. No cumplen la misma función. El corrector busca ocultar imperfecciones, mientras que el iluminador da toques de luz a las zonas más bonitas de tu rostro.

¿Qué es y Cómo se utiliza el Iluminador Facial?

iluminador (1)

El iluminador es el mejor remedio y truco de maquillaje cuando:

  • Cuando tengamos el rostro apagado y sin vida.
  • Para combatir los signos del estrés y el cansancio.
  • El iluminador es esencial para todas las edades.
  • Es un complemento a nuestro maquillaje y ya os daréis cuenta que con una pocas gotas podemos tener una piel  radiante en apenas unos minutos.
  • Se aplican en los planos altos del rostro, es decir, en las zonas más sobresalientes donde incide antes la luz, por ejemplo, parte alta de los pómulos , arco de los labios “V”, tabique de la nariz (sin llegar a la punta y de manera discreta), en el mentón, centro del párpado móvil y en el lagrimal.
  • Se puede utilizar tanto en looks de día como en los de noche.
  •  Si vas a estar expuesta a flashes, cámaras etc, te aconsejo poner el iluminador de manera controlada si es en polvo con pigmentos metálicos, porque ¡puede reflejar demasiado!
  • Los hay en polvo, lápiz o fluidos y sea cual sea el que uses suelen permitir retoques a lo largo del día.
  • No lo apliques sobre las ojeras porque sólo conseguirás destacarlas más.
  • El iluminador se aplica siempre después de tu base de maquillaje.
corrector

¿Qué es y Cómo se utiliza el Corrector Facial?

Los correctores al ser un tono por debajo de la base de maquillaje, pueden conseguir aportar claridad a una zona que lo necesita, como las ojeras, pero su función básicamente es tapar lo que no quieres que se vea. Su color es mucho más concentrado que el de las bases y, por ello, cuando lo aplicas sobre un granito o una mancha, éstos desaparecen.maquillaje-101-correctores-L-o3WIi81

  • Se aplica principalmente en las ojeras, pero también cicatrices, granitos o manchas.
  • Se aplica con pequeños toques de la yema del dedo anular y luego se aplica encima un golpe de polvos sueltos en un tono amarillo-beige, para fijarlo bien.
  • En términos generales, el corrector de ojeras se debe escoger en un tono más claro que el de la base.
  • Si las ojeras son muy violetas o marrones, habrá que aplicar pre correctores rosáceos o naranjas, respectivamente. Si tenemos que tapar  rosácea, hay que utilizar un corrector beige o verdoso. Un tono naranja será perfecto para las manchas muy profundas y, sobre él, un corrector convencional.
  • El corrector se aplica encima de la crema de contorno de ojos. Esto ayuda a mantener la zona hidratada, y el corrector se funde mejor con tu piel, sin secarla.
  • ¡Ojo con aplicar el corrector en los párpados! Descompone la sombra de ojos. Para eso hay ‘primers’ específicos.
  • Si tu piel es grasa, elige el corrector en lápiz o en barra. Si tu piel es seca, mejor corrector compacto, cremoso o líquido.
  • No todas las personas necesitan utilizar el corrector habitualmente, pero cuando se utiliza, hay que aplicarlo siempre antes de la base de maquillaje y hacerlo con la cantidad adecuada de producto.