Embarazo y Cosméticos

barriga-de-embarazada-con-zapatos-de-nino

Durante el embarazo, se producen muchos cambios en todo el organismo, importantes cambios hormonales que van a repercutir en la piel.
Existen muchas dudas en qué productos van a ir mejor, que problemas hemos de evitar o prevenir, que no debemos usar, no solo los cosméticos, sino medicamentos o suplementos aunque sean naturales.
A muchas mujeres que padecen acné les desaparece durante el embarazo, o al contrario aparece acné y hasta rosácea que puede empeorar o mejorar.
Así, una piel seca puede mejorar la hidratación o al contrario.

Por este motivo y por nuestra tranquilidad conviene seguir una pauta a la hora de usar productos cosméticos durante el embarazo:

  • Eliminar de nuestro neceser todos los que contengan metales y retinol. Los metales como son las sales de aluminio que están presentes en algunos desodorantes antitranspirantes pueden atravesar la barrera placentaria y llegar al feto. El retinol durante el embarazo se asocia con numerosas malformaciones del feto cuando es administrado por via oral o bien en algunas cremas indicadas para el envejecimiento cutáneo producido por el sol en forma de retinol o derivados.
  • Los quitaesmaltes y otros productos del cuidado y limpieza de las uñas contienen en su mayoría acetona y etanol y este producto, cuando se utiliza, libera una serie de vapores que si son inhalados por las mujeres embarazadas, pueden afectar de forma nociva al desarrollo del feto.
  • Existe una problemática de la piel muy frecuente en la mujer embarazada llamada cloasma gravídico y se trata de manchas oscuras que aparecen en la piel, especialmente en diferentes zonas del rostro. Para prevenirlas es necesario utilizar protectores solares de un factor elevado, ya que la piel se encuentra muy sensible.
  • Respecto al tinte del pelo, antiguamente muchos tintes del pelo contenían plomo que es nocivo para el organismo y el feto, pero a día de hoy ya no hay muchos en el mercado. No obstante no viene mal asegurarse que en su descripción no contiene este metal para poder usarlo.
  • Las cremas anticelulíticas que contienen cafeína o fucus deben evitarse durante la gestación y la lactancia. Ya que estos ingredientes son absorbidos por la piel y pueden llegar al feto.
  • Durante el embarazo es muy común usar productos específicos para las temidas estrías, pero no es menos importante beber mucha agua para tener un buen nivel de hidratación cutánea. De esta forma uniendo ambas cosas evitamos el picazón y otras cosas producidas al estirarse la piel debido al transcurso del embarazo.
  • Cuidado con los aceites esenciales puros o muy concentrados que son desaconsejados como son los  aceites de canela, menta piperita, orégano, salvia o clavo. Debéis usar siempre aceites indicados para el embarazo.
  • Las mascarillas energizantes o activadoras pueden jugarnos malas pasadas debido al cambio hormonal. Lo ideal es usar cremas hidratantes, equilibrantes y calmantes según el estado de nuestra piel. Un producto que suele ir muy bien es el aceite de Jojoba.
  • No se recomienda utilizar cremas despigmentantes debido a que los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona aumentan con la producción de melanina y no es el momento de aplicar estos tratamientos aclarantes.
  • No es aconsejable los peelings químicos, depilaciones láser y tratamientos profesionales de IPL ( luz pulsada).
  • Se deben suspender los tratamientos agresivos anti acné o tratamientos para evitar psoriasis ya que pueden afectar al bebe. No obstante deberías hablar con tu médico si estas en esta situación.
  • Cuidado con las cremas que contengan ácido glicólico o salicílico pues no se consideran componentes seguros en porcentajes altos, ya que pueden provocar irritaciones y sensibilizar la piel.
  • Se debe evitar cremas o tratamientos que contenga soja pues pueden causar problemas en la piel.
  • Otros químicos tóxicos : son igualmente nocivos el plomo, el dioxano, la hidrocortisona, el peróxido de benzoilo y los distintos ftalatos que aunque parezca mentira suelen ser componente de gran cantidad de productos de belleza como los maquillajes.
  • Otro ingrediente muy común en cremas y lociones es Paraben. Es un conservante muy común en los productos de belleza y sirven para luchar y proteger contra los hongos, el moho y otras bacterias de ese tipo. Suele estar presente, también, en champús, protectores, mascarillas, cremas suavizantes y lociones corporales. Este producto no es recomendable durante el embarazo porque causa trastornos en las hormonas reproductivas.

Por tanto, si estás embarazada, crees que puedes estarlo o estás pensando en tener un bebé próximamente, toma nota de todos estos productos, evítalos y cuando vayas a comprar cosméticos asegúrate de que no contienen elementos químicos ni otros perjudiciales para tu salud ni la de tu bebé. Y no olvides consultar siempre a un experto dermatólogo o ginecólogo.

mujer-embarazada-al-atardecer-3587