Crema Hidratante

limpieza-facial-casera-1.jpg

Muchas veces pensamos que por tener pieles jóvenes no tenemos necesidad de cuidarnos o de utilizar cremas, porque aún no tenemos arrugas. ¡Error! La piel necesita constante hidratación. Con el paso del tiempo la piel deja de producir colágeno y elastina, que son los elementos que te ayudan a tener una tez tersa y sin arrugas. Por ello, necesitamos tratar la piel para prevenir la aparición de arrugas e ir suplantando la pérdida de elasticidad.

La piel por sí sola se regenera una vez al mes aproximadamente, y en pieles a partir de los 35 o 40 años puede llegar hasta 40 días. Es conveniente usarlas no dándole importancia a la edad.

Cosas a tener en cuenta a la hora de usar y comprar cremas hidratantes:

  • El tipo de piel que tenemos ( seca, normal, mixta o grasa), no debemos aplicarnos cremas que no nos corresponden a nuestra piel.
  • La edad que tenemos, no todas las edades requieren una hidratación igual.
  • Las cremas hidratantes de día deben comprarse con FPS (factor de protección solar) convenientemente porque así ademas de hidratar nos protegen la piel del sol. Las cremas hidratantes de noche son cremas nutritivas libres de FPS cuya función más que hidratante es regeneradora, por eso hacen efecto mientras dormimos. No se debe usar una crema de día durante la noche y viceversa. Cada crema a su momento.
  • Aplicarlas después de nuestra rutina de limpieza facial aunque no nos hayamos maquillado. Para que las cremas funcionen, deben poder penetrar la piel. Si está llena de impurezas, no tienen por dónde hacerlo.
  • Son lociones que aportan un extra de agua a la piel, permitiendo que esta recupere toda la hidratación perdida y no se reseque con tanta facilidad.
  • No hay que sobrehidratar la piel, pues si usas crema en exceso nuestra piel no la absorberá dando lugar a brillos y sensación de incomodidad.
  • No tienen porque solamente aplicarse al rostro, se pueden aplicar en muchas partes del cuerpo para hidratar zonas resecas evitando muchas veces rozaduras o cuarteamiento de piel en el caso de las manos. Pero no se deben usar las cremas fuera de donde estan indicadas, no es correcto usar una crema de manos en el rostro pues no cumpliran la misma función.

El orden de los productos va de menos a más, es decir, del más ligero al más denso. De este modo, empiezas por el limpiador, sigues con el tónico, con el serum, el contorno de ojos y por último la hidratante/nutritiva.

El tiempo de espera para la aplicación de tónicos faciales o serum si se aplica con un algodón o una gasa no hace falta esperar, ya que la absorción suele ser  inmediata. Respecto al intervalo de tiempo a la hora de aplicar la crema hidratante y, posteriormente, el maquillaje, es necesario aguardar un par de minutos para evitar que se mezclen.

trucos-mejor-crema-hidratante

Diferencias entre cremas hidratantes (de día) y nutritivas (de noche):

  • Las cremas de día se caracterizan, principalmente, por su alto poder nutritivo e hidratante que ayuda a proteger y suavizar nuestra piel durante el día. Por lo general, este tipo de cosméticos contienen activos y filtros solares que ayudan a proteger nuestra piel de los rayos UV. Este es uno de los motivos por los que no es necesario utilizar la crema de día durante la noche, puesto que mientras dormimos no estamos expuestos a los rayos UV.
  • Las cremas de noche, no se deben usar durante el día, ya que su principal cometido es el de regenerar y renovar la piel por completo mientras descansas. Este tipo de cremas aportan lípidos a la piel, que son una especie de grasa que actúa como una reserva energética y que permite la regeneración celular de la dermis, algo esencial para prevenir el envejecimiento y la formación de arrugas. Es por ello que su uso es muy recomendado, sobre todo, para pieles secas y maduras. Por el contrario, no se aconsejan en pieles muy jóvenes, grasas o con tendencia al acné, ya que se podría empeorar el problema de la piel y acentuar la aparición de granitos y otras imperfecciones.

También comentaros que hay cremas hidratantes que valen tanto para el día como para la noche, por la que no tiene FPS, por eso forman parte de un tratamiento compuesto por varios productos que deben ser aplicados de forma conjunta, ya que cada producto tiene su función consiguiendo su objetivo.